jueves, 3 de noviembre de 2016

60 ejemplos de machismo y sexismo en prensa y publicidad

Tras "60 casos de manipulación mediática de la oposición venezolana" y "Malas artes del periodismo en España" hoy traemos una nueva recopilación, esta vez con diferentes ejemplos de evidente machismo en diversos medios de comunicación escritos. 

Sabemos que son artículos fáciles que no suponen gran esfuerzo más allá de hacer un rastreo por la red o ir recopilando las noticias al tener conocimiento de ellas, pero al mismo tiempo, creemos que el agrupar en un sólo documento una selección de ejemplos, en este caso de machismo en la prensa escrita, hace que esos diferentes titulares no se diluyan en la inmensidad de la red y quede en evidencia que no se trata de casos aislados sino de prácticas más habituales de lo que pudiera parecer.

A continuación presentamos 60 ejemplos de machismo en prensa y publicidad

Sin duda la prensa deportiva es una de las grandes productoras de titulares machistas como hemos podido ver en los Juegos Olímpicos.

El caso que se presenta a continuación dio mucho que hablar. MARCA ilustraba un artículo sobre la Campeona Olímpica Mireia Belmonte con una fotografía con una clara connotación sexual. Algo de lo que sin duda alguien tuvo que darse cuenta en la redacción y que resulta totalmente gratuito e inexcusable. Existen infinidad de fotografías de la nadadora en plena competición o posando con sus medallas con las que se podría haber ilustrado perfectamente esta noticia.


En el siguiente caso podemos observar una práctica habitual en los medios deportivos. Se resalta el físico de las deportistas, relegándose a un segundo plano la valía deportiva e incluso en este caso, el escándalo de doping de Paola Pliego.




Algo que ocurre también en el siguiente caso ampliamente difundido en las redes durante las pasadas olimpiadas. Desgraciadamente atacar o juzgar a las personas por su físico es algo que está a la orden del día, en gran medida, por culpa de los estándares que se nos venden desde los medios de comunicación a través de la publicidad o shows como "Mujeres hombres y viceversa". Un caso similar al que a continuación presentamos fue el del nadador etíope Robel Habte que recibió todo tipo de mofas e insultos en las redes y los medios de comunicación, no sólo por su papel deportivo sino principalmente, por su físico.



Otro ejemplo es este en el que el protagonismo del éxito deportivo se le achaca en exclusiva al técnico de Carolina Marín de la cual solamente se destacan sus supuestas "rabietas". De este modo se cae en una infantilización de la mujer que eclipsa sus logros deportivos.



Claro que no era la primera vez que Carolina era objeto de titulares de este estilo. En 2015 el periódico El Mundo publicaba este artículo en el que el titular principal no hace referencia a su trayectoria deportiva, algo que se relega al subtitulo. Juzguen ustedes mismos y reflexionen sobre si se hubiese escrito un encabezado así de haberse tratado de un deportista masculino.




Aquí tenéis otro ejemplo que hemos visto en relación con las pasadas olimpiadas del verano de 2016. La primero de ellos reza: "El trío de las gorditas roza el milagro olímpico"









El siguiente titular dice "La mujer de un línea de los Bears ha ganado hoy una medalla de bronce en los juegos de Río"


Durante los Juegos Olímpicas también se pusieron de moda las listas de "buenorras" o "caras bonitas". De nuevo se prioriza el físico de las athletas sobre sus aptitudes deportivas.





Claro que esto de las listas machistas no es algo exclusivo de temporada olímpica






Luego están esos casos en los que se aprovecha para banalizar la violencia machista. Luego los medios se escandalizan y extrañan de que desde las grada se haga lo mismo.


Parece que la mujer en cuestión, por el mero hecho de serlo, no merece ser nombrada como si lo hacen con los jugadores masculinos. "Una mujer", como algo sin importancia, algo anecdótico, algo que se menciona como de pasada y por rellenar. 




Se titula "son las machas" porque quien lo ha redactado debe sentir que ser fuerte no puede ser una cualidad femenina por lo que opta por inventar este palabro para adjetivar a las mujeres.




Otro caso similar al anterior en el que ciertas cualidades son propias de hombres y otras de mujeres. En este caso se trata de un diario generalista y hace referencia a la última entrevista de Pedro Sánchez en Salvados. Aunque se trate de una cita histórica, no se deberían difundir esta clase de estereotipos sexistas.


En otras ocasiones, se cosifica a la mujer. Se le convierte en un objeto, en una mera "atracción"






Otro caso en el que se utiliza una fotografía a la que explicitamente se le dan connotaciones sexuales como se puede ver en el titular. Una fotografía, un momento, un segundo de todo un partido, que a alguien le ha dado para escribir todo un artículo. Personalmente nos parece bastante penoso.



 Otra captura que se explica por si misma y que en su momento también dio mucho que hablar


Por ir terminando con el apartado "deportivo" añadimos esta recopilación que hemos encontrado en la red con varios casos de titulares machistas:



 Y como colofón, esta desafortunada y cínica portada del AS



Vamos ahora con una serie de ejemplos aparecidos en la prensa generalista y en publicidad.

El primer caso que tratamos es este aparecido en Alerta Digital. El artículo es en sí mismo una aberración de principio a fin y ni siquiera es digno de considerarse siquiera periodismo. El titular culpabiliza del asesinato de la agente de policía María Page, a la penetración que afortunadamente está teniendo la mujer en oficios tradicionalmente reservados a los hombres. Algo que cualquier cabeza entiende y ve como normal en la búsqueda de la paridad y la igualdad entre ambos géneros.

El cuerpo de la noticia desarrolla esa idea arcaica de que la mujer no puede ocupar esos puestos de trabajo, con frases como "Uno se pregunta en qué cabeza cabe enviar a una mujer a tratar con un peligroso atracador" y "Hoy las mujeres quieren jugar a todo, vestirse con todos los disfraces posibles, ir de hombres por la vida". Además pone en duda la capacidad de imponerse de una mujer y afirma que de haberse tratado de un hombre, la situación no tenido mismo resultado.


Posteriormente publicaron esta "rectificación" y retiraron el artículo. Juzguen ustedes si a esto se le puede llamar rectificar o incide en su ideario arcaico del papel que debe jugar la mujer en la sociedad.


Claro que no es la primera ni la última vez que este panfleto ultraderechista publica artículos con alto contenido machista, lenguaje soez e insultos hacia ciertas personas y colectivos. Aquí otros dos clarísimos ejemplos.



Una actitud, la de faltar al respeto con toda clase de insultos y descalificaciones, que también parece ser norma en otra de estas webs que proliferan últimamente y cuyos directores son tertulianos asiduos de los diversos debates que abundan en las televisiones. Hablamos de Periodista Digital, del conocido Alfonso Rojo. Sus noticias se juzgan por sí solas. Estos son solo algunos ejemplos de lo que podemos ver todos los días en esta burda página cargada de machismo.





Esta aberración, también publicada en Periodista Digital, dio mucho que hablar. No solo culpabiliza a la víctima de su situación sino que se mofa de ella.



Claro que el lenguaje machista y las descalificaciones son un procedimiento común en toda esta amalgama de panfletos ultras. 



En el siguiente ejemplo el titular transforma un clarísimo crimen machista en una especie de desafortunado accidente. Convierte en protagonista al criminal y no a la víctima que es relegada a un segundo plano. El titular no es que el Vecino prende fuego a su mujer dentro de un coche sino que el vecino se prendió fuego a sí mismo y ha muerto, y casi hace parecer que la mujer estaba dentro del coche como por casualidad o accidente.



El siguiente caso apareció en la portada de un diario colombiano. De alguna manera justifica el asesinato culpabilizando de él al amor o los celos y no a su asesino. De alguna manera normaliza el asesinato achacándolo a sentimientos que tradicionalmente la sociedad ha considerado como normales y justificantes de comportamientos machistas de control, acoso y en casos como este, asesinato. Además, en uno de los ejemplos se da un paso más hacia el absurdo, haciendo, sin necesidad alguna, referencia al físico de la víctima.





Lo que acabamos de ver es algo similar a lo que hizo El País en este artículo publicado el 14 de agosto de 2015


El siguiente artículo de ABC viene a apoyar los roles tradicionales asignados a la mujer y culpabiliza de que no cambien a las propias mujeres explicando que se resisten a ello.



Lo de culpabilizar a la mujer es algo que el mismo diario ABC repite en el siguiente ejemplo


Lo que vamos a ver a continuación es algo especialmente esperpéntico. Se trata de un libro de "chistes solo para chicos" que contiene una serie de "chistes" machistas, normalizando, banalizando y haciendo mofa de cosas como el acoso a las mujeres dentro de los ambientes festivos. 






El ejemplo que presentamos a continuación se vio en Colombia. Se trata de una campaña de publicidad de la red de transportes públicos de Bogotá. Como podrán ver, se asocian los negocios con los hombres y los "chismes" con las mujeres. Otra forma más de respaldar estereotipos machistas asentados en la sociedad.

























El siguiente ejemplo también está relacionado con la publicidad y con una concepción tradicional de entender los trabajos del hogar como algo concerniente en exclusiva a las mujeres. Un pensamiento que debería estar desterrado en pleno siglo XXI pero que, como vemos, no es así.


El 2 de noviembre de 2015 el diario El Mundo se hacía eco de una polémica que había estallado cuando en la rueda de prensa de 6 mujeres astronautas que se disponían a viajar al espacio para realizar un importante experimento, a un periodista no se le ocurrió otra cosa que preguntar cómo afrontarían el viaje sin maquillaje. En fin...


Como hemos visto en algún ejemplo anterior, lo de culpabilizar, consciente o inconscientemente, a la víctima es algo que ocurre con cierta frecuencia. El titular en vez de hacer referencia a que se ha producido un nuevo asesinato machista, se centra en reseñar que la víctima no pidió ayuda. Algo en lo que insiste en los subtítulos.



Juegos de palabras que no deberían verse en una prensa que se pretenda seria. Un caso que nos recuerda mucho a los que hemos visto en los medios deportivos.



La mujer pierde su condición de mujer para ser prostituta. Si hubiese ejercido cualquier otro oficio seguramente no se habría hecho referencia a él en el titular y quizás ni siquiera en el cuerpo de la noticia.


Este titular nos dice que un grupo de mujeres juntas es sinónimo de riesgo, y más si es tripulando un barco en una carrera en la que tradicionalmente los equipos han sido masculinos. Otro estereotipo machista reforzado por la prensa.


En ocasiones las ganas de ser "ocurrente" a la hora de titular una portada terminan con resultados como este



Un par de casos representativos de una práctica muy frecuente en los medios de comunicación. Se trata de juzgar continuamente a las mujeres, ya no solo por su físico, sino también por su vestimenta. Algo que no es habitual si se trata de hombres.




Y terminamos con una serie de casos de machismo y sexismo en anuncios publicitarios

Visto en Hipercor: "Inteligente como papá" "Bonita como mamá"


Lecturas recomendadas por el Corte Inglés para regalar el día de la madre


Otras ofertas por el día de la madre. No hace falta añadir nada




Artículos como estos son habituales en toda esa amalgama de revistas escritas para un público femenino.



Y nos despedimos con estos tres representativos casos





5 comentarios:

  1. Sólo quería daros las gracias a quienes hayáis redactado esto.. Como mujer no puedo sentir más que rabia e impotencia pero cosas como esta también me dan fuerzas para seguir luchando. Habéis ganado una seguidora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Un placer leer comentarios como este. Un saludo!

      Eliminar
  2. Estas prácticas insultantes y barriobajeras que usan algunos "periodistas" son una vergüenza para la profesión. Muchas gracias por hacerte eco de ellas y denunciarlas. Lástima que haya impunidad total para insultar desde un "periódico" y petición de cárcel por escribir un tuit de mal gusto por parte de cualquier civil.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por esta recopilación. Estoy haciendo un documental sobre la relación entre lenguaje y machismo y me ha servido de mucho tu lista para una de las partes. Un saludo

    ResponderEliminar