sábado, 26 de noviembre de 2016

Y en eso se fue Fidel (Breve homenaje)

Sabíamos que la llegada de este momento era inevitable, que llegaría un día que nos dejases. Y aún así pasaban los años y casi parecía que jamás sucedería. "El día que me muera de verdad nadie se lo va a creer" dijiste en una ocasión. ¿Cuántas veces intentaron terminar contigo?¿Cuantas veces inventaron tu partida? Y lo único que ha conseguido hacerte perder una batalla es el tiempo. La única batalla en la que ni tu carisma, ni tu fuerza de voluntad, ni tu compromiso podían ayudarte a vencer.

Hoy es el día en el que los poderosos, los oligarcas y los engañados aplaudirán tu muerte. Como alguien dijo, si los perros ladran es señal de que cabalgamos. Y sin duda tu cabalgaste, y mucho. Por eso ladrarán, y mucho.

Hoy es el día en que los pueblos oprimidos de este mundo te llorarán. Aquellos a los que serviste primero en tu patria y después a través de la solidaridad internacionalista que siempre ha caracterizado a la Revolución cubana. Esas son las voces que de verdad importan. Las que recordarán quien fuiste, cómo te comportaste y cómo saliste victorioso a más de medio siglo aguantando frente a Goliat. Esas voces que hace tiempo que te absolvieron.

Atrás dejas una pueblo digno, un pueblo independiente, un pueblo capaz. Una Cuba sin desnutrición, sin analfabetismo. Una Cuba con unos servicios de sanidad y educación públicos, gratuitos, universales y de calidad. Todo ello reconocido por numerosas organizaciones internacionales y a pesar del infame bloqueo al que sometieron a tu patria por no querer plegarse ante los intereses y designios de las estrellas encerradas entre barrotes.

Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que has sido un claro referente. Un ejemplo admirable de tenacidad, dignidad y coherencia. En la hemeroteca y en nuestras memorias quedan tus interminables discursos. Un don, el de la palabra, que no sólo te ayudó a vencer, sino a convencer. Que fue fuente de enseñanza revolucionaria para muchos y martillo moral que propinó un golpe de verdad a otros.

Ha muerto la persona pero no sus ideales. Hoy ríe Miami y llora Cuba. Mañana Miami volverá a llorar y Cuba volverá a reír. Hasta siempre Comandante.

Hasta la victoria siempre! Venceremos!


2 comentarios:

  1. Tenía razón, quedó absuelto despues de asesinar y expulsar a su pueblo, porque ni juicio ni condena se le dió, es lo que tiene tener todo el poder en tus manos. Eso sí, el malo era Franco.

    Éste ha sido el primer paso para la liberatad del país, y no será el único.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de decir esto te has informado??

      Eliminar